lunes, 6 de junio de 2011

Insomnio

No hay exagerada pretensión en mi deseo, porque no logro satisfacer el apetito de mi núcleo, útero del que resbalan ecos de ahogo, ansias paridas.
Basta con saber que no aguardaré paciente la más desconcertante exuberancia para concluir que presenciaré tu ausencia.
El suelo me reconforta mientras aspiro el polvo del que venimos. El límite del tiempo que me niego a transcurrir me advierte de la fugacidad de la estrella, aquélla reticente a concederme lo que tanto anhelo. Pero en la inmensidad de la ilusión, las sombras de tu figura se delimitan en cuerpos celestes, que pronto estallan en el comienzo de la vida.
Los sesos ahuecados de tanto pensar, qué vino primero es cuestión de finalidad.
Mis manos sudadas. El temblor de mis fibras derivan en un éxtasis de saturación. Mis poros se llenan con aquello de lo que fuiste despojado. Si somos materia en el espíritu no hay razones para sangrar. No hay aberración en nuestro pecado.

1 comentario:

  1. WOOOOW !!! hace cuanto tiempo que lo escribiste?? jjeje (sou puly XD) tengo otro blog xq no me gustaba la URL que tenia el otro jjaja XD te sigo con mi nuevo blog y t agrego dale?? bueno no hace falta decir que "como simepre tus obras son exelentes" porque ya lo saves XD y si no lo saves...ahora lo saves XD wuuaa jajaa bueno bye! a escondernos de las cenizas T_T pasat x mi blog que actualizeee!!!

    ResponderEliminar